business catalog article new catalog business opportunities finance catalog deposites money catalog making art loan catalog deposits making catalog your home good income catalog outcome issue medicine catalog drugs market catalog money trends self catalog roof repairing market catalog online secure catalog skin tools wedding catalog jewellery newspaper catalog for magazine geo catalog places business catalog design Car catalog and Jips production catalog business ladies catalog cosmetics sector sport catalog and fat burn vat catalog insurance price fitness catalog catalog furniture catalog at home which catalog insurance firms new catalog devoloping technology healthy catalog nutrition dress catalog up company catalog income insurance catalog and life dream catalog home create catalog new business individual catalog loan form cooking catalog ingredients which catalog firms is good choosing catalog most efficient business comment catalog on goods technology catalog business secret catalog of business company catalog redirects credits catalog in business guide catalog for business cheap catalog insurance tips selling catalog abroad protein catalog diets improve catalog your home security catalog importance

November 2012 Archives

Depressed/Happy

| 4 Comments

Yo recuerdo que empecé a escribir como si fuera una pulsión. Esto fue hace muchos años y yo en aquella época SIEMPRE estaba deprimida y triste. (Era adolescente y tenía un blog llamado Blood Sucker, ¿vosotros qué creíais?)

Cuando estaba bien, que era casi nunca, no escribía, porque no sentía necesidad de escribir nada, sólo vivir. Siempre pensé que eso significaba que no tenía talento. Que si de verdad eres escritor, escribes siendo feliz o triste, deprimido o dando botes (aunque esto último presentaría unas dificultades técnicas considerables).

Todo el mundo cuando está deprimido se pone a escribir (sobre todo si no tiene a nadie a quién hablar) y yo quería ser escritora, así que tenía que conseguir escribir estando en cualquier estado.

No es que fuera algo que trabajara. Un día simplemente hizo click! y pude escribir en cualquier estado de ánimo. A día de hoy no sé exactamente qué pasó, la verdad (¿alguna vez sabemos realmente que pasa con estas cosas?) y a día de hoy, cuando estoy triste, oddly enough, no quiero escribir. Lo sé, es raro (y os estaréis preguntando por qué narices cuento esto) que de repente fuera todo lo contrario. Pero así es.

Así que así estuve estos tres último años, triste, con poca cosa que decir al papel. Y el último curso fue el peor (algunos sabréis por qué). El último curso no escribí NADA. Ni en el blog, ni en mi ordenador, ni en papel, ¡ni siquiera en mi cabeza! No conseguía salir de una depresión de caballo (¿por qué usamos este animal en este contexto?) y desconectar durante el verano no salió como esperaba.

Un gran amigo y yo dejamos de hablar. No hubo una pelea ni nada; simplemente.. las cosas fueron hacia el abismo del silencio. Trabajé en la inmobiliaria de mis padres, que por si no lo sabéis, es el trabajo más estresante del mundo. Y más en verano, con tanto alquiler. Y en casa de mis padres notaba como mi presencia se hacía notar y creaba tensiones.

No es que mis padres no me quieran ahí. Es que ya es hora de que estén a solas, enamorados como el primer día. Y yo.. pues.. molesto. No me ofende esto, me alegro de que mis padres tengan vida más allá de sus hijos (aunque de momento no más allá del trabajo) pero cuando estás con el agua rozándote la nariz, es difícil que no te afecte algo; cualquier cosa, en realidad.

Mis padres y yo no necesitamos llamarnos todos los días. De hecho, si lo hacemos, no tenemos muchas cosas que contarnos. Preferimos en persona, no nos gusta el teléfono. Y mis padres son unas personas que usan la técnica de "espabílate", que dejan mucho a mi bola y a mi juicio. 
(Una vez, cuando llovía, desperté a mi madre porque quería que me llevara en coche los siete minutos que eran andando hasta la parada de bus. La desperté a las siete y cuarto y le dije: "mami, está lloviendo, ¿me llevas?" y me dijo, medio dormida y antes de darse la vuelta "pues cógete un paraguas".)

Quiero a mis padres, los adoro. No os imagináis cuánto. Y me dolía causar tensiones entre ellos y entre nosotros.
So no, wasn't that good of a Summer.

Volví a Madrid en septiembre y seguía algo igual. Por no mencionar que me separé de mi Tiramisú querida. Hice bricolaje, volví a ver a mis amigos, y todo seguía igual por dentro. No conseguía sacudirme esa tristeza interna y tan profunda.

Hasta que llegó él. fue cosa casi de última hora, un mensaje al móvil: "Oye, voy a Madrid este finde, ¿puedo quedarme en tu casa?" y obviamente accedí. Fue un fin de semana magnífico. Motivador, inspirador, conocí gente muy interesante y, sobre todo, me di cuenta de la necesidad que tengo de tener gente culta y que le interese lo que a mí en mis círculos. Que tengo que dejarme la noche. Que lo único que hace es quitarme sueño y vida para al final no darme nada a cambio.

Y, otra vez, ese click! and I was back.

Me puse a escribir otra vez (incluso publicaba en el blog, como habréis notado mis cinco lectores. Aunque últimamente me entero de que me lee más gente) y ese mismo lunes, después del fin de semana, terminé un relato que tenía parado desde hacía más de diez meses. ¡Diez meses!

It was good to be back. Me sentía viva. Sentía cada palabra salir por mis dedos hacia el teclado y una sonrisa no dejaba mis labios. Era como redescubrir un amante dormido.

Semanas más tarde, sigo sin saber cómo pasó. Pero me da igual; la verdad, no quiero saberlo. Estoy simplemente alegre de volver a escribir, de volver a imaginar, de volver a amar la escritura.

Creo que ya basta por hoy y de cosas personales, ¿no?

Mum, I love you. Happy birthday.

(Hay muchos paréntesis en este post, ¿no creéis?)

Door separation

| No Comments

Estoy en la habitación de al lado; sólo una puerta nos separa. Estoy desvistiéndome para ponerme el pijama y dormir. Me miro en el reflejo de la ventana. No me gusta en absoluto lo que veo. Estoy pensando en que me gustaría que entrases ahora. De hecho, estoy desvistiéndome por completo; normalmente me visto según me quito prendas.

Estoy deseando que entres con algún pretexto que los dos sabríamos falso y que sonrieras al verme y te acercaras a besarme.

Esto no ocurre y termino de ponerme el pijama. Me acuesto en la cama pensando en que te aceptaría en la cama si vinieras en medio de la noche.

Portable horizon

| 2 Comments

To say I had a great weekend is an understatement. I didn't do that much, but I had the best company to not do much with.

Llegué tarde, muy tarde y al final de aquella terminal nueva y que no podía evitarte hacer pensar en las uniones y desuniones que causaba. Así que esto era Barcelona; la ciudad catalana y cosmopolita de la que tanto se habla últimamente en el resto de España.

Había venido a un concierto. No cualquier concierto; era la presentación del disco de Tren de Sombras: Horizonte Portátil. Estoy orgullosa de poder decir que Enric, guitarrista y cantante de dicho grupo, es un gran amigo mío; desde hace tantos años que ya no recuerdo algunos detalles. (¿no es así como sabes si conoces a alguien muchos años? Lo conoces tanto tiempo que hay cosas que ni recuerdas).

Los que leéis este blog (y sé que sois pocos) o sabéis quién soy y me conocéis, sabéis que soy sincera llegando incluso a la bordería. Así que os imaginaréis que digo la verdad a continuación.

Molan. Mucho. Son geniales. En el concierto no sonaban muy bien, teniendo en cuenta que el sitio no tenía un sonido óptimo (por no decir que era raro y punto) y la voz de Enric no se oía tanto como se debía pero vamos, se detectaba la calidad.

Sabéis que escucho mucha música. Sin música no podría vivir. Y a veces escucho música que algunos consideraréis rara. Pero vamos, a mí me gusta decir que me gusta la música buena.

Dicho esto, Tren de Sombras son buenos. Las composiciones son buenas, con transiciones chulas y letras ingeniosas y la habilidad de los músicos es outstanding.

Me agencié un disco y lo escuché en el viaje de vuelta en coche. Es uno de esos discos que voy a escuchar y sólo escucharlos.
Y que yo diga eso, quien me conoce, entiende lo que quiero decir.

No dudéis en escucharlos y si estáis en Barcelona, pasaros por un concierto.

http://trendesombras.net/

Mañana publicaré un mini relatejo. Pero sólo lo haré si escucháis a mis amigos que son muy molantes.

Stolen kisses

| No Comments

Buscamos la cercanía del otro siempre que estamos juntos. Una mera caricia, un ligero beso. Tenemos una cierta necesidad a sentirnos. Nos gusta el tacto del otro y nos gusta notar esas caricias muy discretas, casi tímidas.

Esos besos que no están en absoluto previstos, que parecen incluso robados. Estamos en un teatro y es muy incómodo cogerte la mano o que me acaricies la mejilla. Pero lo hacemos, sentimos que es necesario. Es como una droga.

Cantas tan mal, que tengo que callarte con un beso. Un beso robado.

Sala de lectura

| 5 Comments

Estamos en la cafetería, pasando muchísimo frío porque los que llevan la especie de librería/cafetería no saben que si dejas abierto y es invierno, por mucho que pongas la calefacción no calienta. No sólo eso, sino que vaya mal gasto de energía..

Estamos bebiendo café bien caliente, hablando de cosas y riendo como niños. Bebo un sorbo de mi café y la espuma de la leche se me queda en el labio superior. Típico momento de película: 'jiji' 'jaja' tienes el labio manchado me dices y yo no me entero de lo que me dices porque no paras de reírte. Típico momento de película, para quitármelo me das un beso.

Es una librería algo rara, tienen de todo, incluso gadgets. Es nuestra primera cita a solas. Aquel era nuestro primer beso. Un poco típico.

Hablamos de libros y de música y te digo que tienes que leerte sí o sí unos libros en concreto o sino lo nuestro no iba a funcionar. Pagamos los cafés y subimos a buscar los libros en cuestión porque dices que si es así, tendrás que comprártelos hoy.

Encontramos los libros. Uno de ellos es de relatos cortos. Vamos a la sala de lectura en la tercera planta, donde están los libros de arte, los espesos, donde nadie va. Curioso haber puesto una sala de lectura aquí.

Estamos a solas en la sala de lectura. Te propongo leerte un relato corto y accedes. Te sientas y yo me pongo en el papel de narradora. Empiezo a leer con ímpetu (la única manera que sé leer) y rápidamente me sumerjo en la historia.

Termino, me falta un poco el aire. Extiendes las manos, me acerco para cogértelas y tiras de mí para que me sienta encima de ti. Me empiezas a besar como nadie lo había hecho en años.

Después hicimos algo no tan típico de las películas románticas.

Let's make love

| 22 Comments

You sing to me those beautiful words "I just wanna make love to you". OK, they might not be the most beautiful or romantic words on the planet, but they may be the sexiest.

You look at me in the eye, stroking your guitar as if it was my body; which such tenderness and passion that people don't know what's happening but they start to feel uncomfortable. They don't know why, they just find themselves not knowing what to do with their hands.

After a minute or two, it becomes unbearable for them. They start to leave. It's freezing outside, but they still want to go and have a smoke. Or "get fresh air".

It's so weird. It's only me in the public and the musicians on the stage. And they want to leave, but they can't. I can't stop smiling like an idiot looking at you and they just look at the nearest wall.

That night you whispered in my ear "let's make love" and I did not say no.

Powered by Movable Type 4.23-en